No has entendido nada

Si no has entendido que estamos de paso.

No has entendido nada.

Si no has entendido que tus enfados continuados te hacen perder el tiempo para ser feliz.

No has entendido nada.

Si no has entendido que debes dejar marchar a quien no quiere volar a tu lado.

No has entendido nada.

Si no has entendido que las flores siempre se marchitan como se marchita la vida pero lo realmente importante es disfrutar de su belleza mientras están.

No has entendido nada.

Si no entiendes que la culpa no siempre es de los demás que las culpas tambien se reparten y se condenan a partes iguales.

No has entendido nada.

Si no entiendes que la empatía es la única forma de ser justo y entender al resto del mundo.

No has entendido nada.

Si no entiendes que puedes caminar deprisa o despacio,saltar obstáculos o encontrar atajos pero que lo realmente importante es el aprendizaje de mientras caminas y no el final del camino.

No has entendido nada.

Si no entiendes que es mejor bailar que patalear.Cantar que llorar.Perdonar que perseguir.Mostrar que ocultar.Arriesgar que rendir.

No has entendido nada.

Si no entiendes que un beso o un abrazo puede hacer parar tu mundo.

No has entendido nada.

Si no entiendes que anclarse en un pasado infeliz te impide ser feliz de por vida.

No has entendido nada.

Si no entiendes que nada es blanco o negro que existen matices.

No has entendido nada. 

Si no entiendes que la vida es mejor compartida.

No has entendido nada.

Si no entiendes que los sueños nos ayudan a no dormirnos en la vida.

No has entendido nada.

Si no entiendes que para ver las estrellas antes tuviste que ver esa niebla que lo oculta todo y te confunde.

No has entendido nada.

Si no entiendes que las penas llegan solas y es mejor dejarlas marchar sin que nos entretengan demasiado.

No has entendido nada.

Si no entiendes que el verdadero amor llega sin preaviso y lo anega todo.

No has entendido nada.

Si no entiendes que es mejor dar la mano que hacer zancadillas.

No has entendido nada.

Si no entiendes que sumar es mejor que restar.Que multiplicar es mejor que dividir.

No has entendido nada.

Y tú ¿Me entiendes?¿Me sumas?¿Me perdonas?¿Me amas?


Apagamos la luz

Apagamos la luz para no ver las sombras,pero a oscuras tampoco podemos mirar de frente al miedo,al dolor,al fracaso,a la decepción,a las dudas…

Nos ponemos la venda en los ojos para sentirnos menos culpables si tropezamos o nos perdemos por el camino.

Y entonces nos quedamos ciegos,y dejamos de ver los paisajes bonitos y los pequeños detalles que hacen que la vida sea grande.

Apagamos la luz para no ver las sombras pero a oscuras no se vislumbran las sonrisas,ni los ojos que te miran enamorados,ni el color del alma que elegiste aquel día para que te acompañara.

Apagamos la luz ,esa que un día iluminaba todo a su paso.

Unas veces nosotros mismos,otras veces son otros los que pulsan el interruptor y nos dejan a oscuras,a oscuras cuando más perdidos estabamos y entonces nos perdemos aun más.


Y es que a oscuras,a oscuras solo nos gustan las noches estrelladas.

Solo nos gusta la oscuridad de cuando nos tapan los ojos para sorprendernos cuando menos lo esperamos.

Porque aquellos que no esperan ya apagaron su luz hace mucho más tiempo entre las tinieblas de su propio miedo,el miedo a esperar sin recibir nada a cambio.

El tuyo y el mío 

Nos perdemos de camino a casa tantas veces…

Dejamos en la cuneta de la vida las ganas y acrecentamos los vertigos cuando nisiquiera hemos subido a la montaña.

Así somos,despistados con nosotros mismos,con nuestras convicciones.

Renegamos del amor por miedo y huimos del desamor por cobardes.
Y mientras huimos nos perdemos también lo bueno,lo que ocurre por primera vez y no ocurrirá más veces de la misma forma.

Nos perdemos nuestras sonrisas porque otros lloran cerca.Y las borramos para que otros entachonen sus despechos y dibujen corazones a medias.

Nos desorientamos tantas veces por el miedo a lo desconocido que nos anclamos al pasado para no acabar siendo un barco a la deriva cuando paradojicamente ya teníamos el agua al cuello.

Se nos olvida observar las montañas,oler las flores,acariciar la vida,sentir el soplo de aire fresco a través de la ventana y despeinarnos sin argumentos.

¡Cómo nos cuesta despeinarnos y no sentirnos ridículos! 

Sentirlo todo intensamente,desinhibir nuestras pasiones y preescribir a otros nuestras razones indiscutibles.

Somos tan cobardes con nosotros mismos que preferimos ponernos en la cola de la vida a que nos lleguen las migajas de la felicidad.

Nos escondemos para que otros no vean que nuestro corazón late más fuerte y nos falta ese aire que necesita el alma para respirar.

Y cuando nos llega la burbuja de oxígeno o empieza a soplar el viento a nuestro favor salimos corriendo en otra dirección por miedo a los fracasos que alentamos de antemano influidos por lo caduco de lo ya vivido.

Nos tropezamos tantas veces con nosotros mismos,que nuestras propias zancadillas son las más peligrosas en la carrera de fondo,en la ruta hacia nuestros sueños,en los atajos cuando el amor nos asalta en medio del camino.

Nos mimetizamos con la pena porque creemos que no debemos ser felices mientras otros solo miran,y entonces perdemos las oportunidades,perdemos las ilusiones que antes fueron el motor de nuestra vida,perdemos los motivos para querernos como merecemos.

Y no nos damos tregua.

Nos desvestimos donde hace más frío y nos autocastigamos si atisbamos que tenemos una nueva llama que avivar,un nuevo perfume por oler,un nuevo beso por sentir,una nueva historia por escribir…

Nos asustamos si lo que llega a nuestra vida nos atrapa más fuerte,nos pinta con colores más vivos,nos encandila con una magia inusitada.

Y así, con tanta torpeza refrenamos cada paso y dejamos de vivir eso que es tan nuestro,eso que nos pertenece,eso que nunca vuelve.

Quizá el amor de nuestra nueva vida.

El tuyo y el mío.

Tengo miedo

Tengo miedo a que no seas tú, como tampoco fueron otros.

Tengo miedo a que nos despistemos y perdamos esto tan nuestro que importa a tanta gente.

Tengo miedo a que se apague mi luz y no sepas el secreto para encenderla y nos quedemos a oscuras y más ciegos que antes.

Tengo miedo a el sí pero no,a los verbos que dudan,a las palabras que no nos comprometen.

Tengo miedo a que luego no recordemos porque llegamos hasta aquí juntos,porque un solo beso era suficiente para apaciguarnos,porque con una sola sonrisa podíamos entender que todo iba a salir bien.

Tengo miedo a no esperarnos,a salir corriendo cuando más duela o a mirar para otro lado.

Tengo miedo a desgastar nuestros destellos, a culparnos si esto no sale como habíamos soñado.

Tengo miedo a que me quieras demasiado y yo no tenga fuerzas para quererte.

Tengo miedo a cometer los mismos errores,repetir las mismas historias,estropear los mismos sueños.

Tengo miedo a dejar de ser nosotros para ser de ellos.

¿Y tú dices que me quieres?

Si supieras  como me acaricia tu daño desde que me levanto.

Me pusiste en la línea de fuego, en el borde del precipicio a punto del abismo.

Me pusiste tú.

Tú que me dijiste que apostarías.

Tú que hablabas del amor con facilidad.

Tú que parecias ilusionado descubriendo mundo,nuestro mundo.

Me pusiste en el paredón a que me fusilaran para luego nisiquiera estar a mi lado.

Me pusiste a millones de metros de altura sin paracaídas.

¿Y tú dices que me quieres?

Me pusiste desnuda donde hacía más frío, donde ya nadie me abriga porque estuve contigo.Qué paradoja.Contigo que ya no estás.

Me pusiste tú.

Y ahora le robas a mi calendario los días, a mi cabeza los sueños,a mi corazón esa ilusión que forjaste todo este tiempo.

Si supieras  como me acaricia tu daño desde que me levanto.

Lo sabes.

Me pusiste tú.

Quien arriesga también pierde

Y entonces decidí arriesgar.

A veces quien arriesga también pierde,pierde con el resto pero gana con uno mismo.

El riesgo a veces es tan necesario como inoportuno.

El riesgo es solo para unos pocos.

Para los que no les da miedo el juego ni perder la partida.

Para los que quieren vivir sabiendo que estamos de paso.

Para los disfrutones que cruzan los puentes con los ojos tapados.

Para los que asumen que a veces no sale como uno había pensado.

Las cosas más bonitas están en zona de riesgo:los frutos más grandes siempre están en lo más alto del árbol,los paisajes más bonitos en los lugares más inaccesibles,las piedras más preciosas en las minas más recónditas.

Y vamos sorteando los sobresaltos de vivir con el riesgo a cuestas,de apostar por lo que nos hace latir más fuerte…

Ahí reside el secreto.

Decidí ganar para mi misma.

Aunque las batallas no se ganan nunca en el primer asalto.

Si no arriesgas también puedes ganar pero menos veces.

Porque las probabilidades se merman,se achican,se dividen…

Y entonces decidí arriesgar y aunque  descubrí tarde que todo fue un sueño, hoy al menos puedo vivir despierta.

Y ganar,porque también se gana cuando se pierden las apuestas.

Yo me arriesgue por ti y al perderte, gané yo.

Porque aprendí que el riesgo solo lo prueban unos pocos.Aquellos que buscan con deseo sus respuestas.

Queriéndote como puedo

Ahí estoy, queriéndote como puedo.

Poniendo el intermitente cuando frenamos los besos.

Imaginando como sería cuando nos faltan momentos.

Buscando que no todo sea a medias,de puntillas.

Decorando nuestros refugios cada vez más secretos.

Ahí estoy, encajando el puzle intentando que no se pierdan las piezas.

Pintando el cuadro de colores vivos para que no se vean las penas.

Tirando mil veces el dado y jugando ya sin reglas.

Ahí estoy dibujando paisajes donde sumergirnos.

Disfrutando del presente para que no se borren los sueños.

Sonriéndote entretanto y acariciando tus miedos.

Ahí estoy y no se hasta cuándo porque esto se apaga y sin la luz ya no puedo.

No me entretengas

Si no vas a caminar a mi lado.

No me entretengas.

Siempre caminé sin ti y no pasó nada.

Si no vas a hacerme sonreír día tras día.

No me entretengas.

Siempre dibujé mi sonrisa y entonces tú ni estabas.

Si no vas a apostar todo sin mirar atrás.

No me entretengas.

Siempre aposté a todo o nada y perdí la cuenta.

Si no vas a sumar en mi vida.

No me entretengas.

Siempre sumé y tu trajiste a mi vida las restas.

Si no vas a volar conmigo.

No me entretengas.

Siempre volé para sentirme libre y tú cortaste mis alas sin respuestas.

Si no vas a quererme como yo quiero.

No me entretengas.

Yo solo sé querer sin condiciones y tú las pones en cada gesto y en cada traba cierras la puerta.

Si no vas no vayas.Pero tampoco vengas

Me dueles tú 

Me duele el alma de esperarte.

De esperarte en cada callejuela cada día más perdida que antes.

Me duele el corazón de quererte.

De quererte sin condiciones,regalándote esa magia que tú nunca has sabido valorar.

Me dueles tú.

En cada recobeco de lo que nunca hiciste,en cada sueño que nunca compartiré ya contigo,en cada viaje que ya no disfrutaremos para conocer mundo,en cada beso sediento,en cada si pero no,en cada palabra que nunca cumpliste,en cada silencio que otorga tu desidia,en cada ausencia repetida,en cada falta de esfuerzo para volar juntos,en cada rendición fácil,en cada paso hacia atrás,en cada cobardía,en cada verso vacío…

Me duelen los ojos de llorar lo nuestro.

Eso tan nuestro que al final no fue de nadie.

Me duele el silencio que me da la razón.

Las razones para olvidarte cada segundo un poquito más y más fuerte que antes.

Me duelo yo.

Por creer en ti.Por imaginarme lo que nunca fue.Por apostar a pesar de las posibilidades.Por perderlo todo.Por verte jugar a medias.Siempre a medias.

Me duele la vida.

La vida sin ti.

Y lo postergan todo.Hasta el amor.

Y descubres que hay gente que no quiere como tú,que no siente como tú,que pasa la vida de puntillas y con los ojos vendados. 

Y entonces duele,duele sentir que dejaste el corazón al aire mientras otros siempre lo tuvieron congelado.

Porque hay personas que son tan hieraticas como estatuas de sal,sin emociones,sin pasiones que les motiven.

Y empapelan su alma y la malvenden.

Y lo postergan todo.Hasta el amor.

Porque la realidad es que no saben amar y quién no sabe amar no sabe nada de la vida.

No saben lo que es esperar eternamente,no saben lo que es cruzar carreteras donde hay curvas,no saben ofrecerlo todo sin nada a cambio,no saben perdonar,no saben acompañar aun en tiempos de tormenta,no saben que el amor mueve el mundo,mueve el mundo de cada uno de nosotros.Motiva,ilusiona,mejora…

No saben que el amor es un tesoro,y cuando lo encuentras debes protegerlo y hacer que cada una de sus joyas brillen con más fuerza porque siempre habrá otros piratas que entiendan ese valor que ellos nunca vieron. 

No saben que el amor es una carrera de fondo y que hay que saltar obstáculos, y en cada parada hay que darle de beber para que no se deshidrate.

Los que no saben de amor.No saben de nada.

No saben sentir ese golpe en el pecho,ese latido irrefrenable,ese dolor de estómago al encogerse,esas ganas de poder con todo,esas cosquillas en el alma,esa forma de erizar la piel,esa ilusión por vivirlo todo más deprisa,más intenso,más verdadero…más bonito.

Cuando descubres que alguien no sabe amar solo hay que dejarle ir,sin recelo,sin reproches.Allanarle el camino para que se vaya cuanto antes,sin hacer demasiado ruido,sin dejar demasiadas pistas.

Porque su mayor penitencia fue no saber amar y quién no sabe amar no sabe de nada.Y de ahí, el porqué de su soledad.